h1

Orgullosos y valientes

noviembre 8, 2008

Me acerqué hasta la plaza de chusma nomás. Tenía ganas de saber de qué se trataba este tipo de convocatorias, con qué clima me iba a encontrar, acercarme y conocer cuáles eran las razones de semejante movida. Guardé en la mochila la cámara de fotos, me tomé el subte y me bajé en la estación Catedral. Serían casi las 16 y el calor era insoportable, agobiante.

dscn0898

El ambiente humano también era cálido, receptivo, entusiasta. Miles de personas (al final del día llegaron a contar 40 mil) de todas las edades daban vueltas por una Plaza de Mayo, que parecía un enorme salón de exposiciones. Muchos de ellos desfilaban presumidos luciendo sus particulares maneras de vestir. Otros, mucho más discretos, se animaban a sumar voluntades para una causa todavía muy cuestionada (y casi no discutida) en la sociedad.

“Voten nuestras leyes” fue el lema de la XVII Marcha del Orgullo Gay que organizó la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) en representación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. Fue una verdadera fiesta donde discursos militantes y bandas musicales se intercalaban para informar a propios y extraños y animar la tarde.

dscn0954

Me preguntaba, mientras observaba pasar y pasar a la gente, cuán difícil será ser como ellos, que son idénticos a mi (y vos, a él y a ella), que comen, cagan, duermen, sueñan y aman igual que yo, pero que viven casi todos los días actitudes discriminatorias. ¿Por qué se los dejará al margen de la ley? ¿Por qué se los mira con desprecio y hasta con odio? En las caras de algunos imaginaba cómo habrá sido el día en que salieron del placard para hablar con la familia y los amigos. Entonces, los admiré.

Antes de volver para mi casa, hablé Franco Pastura, militante de Los Osos. Me contó que estaba muy feliz por la cantidad de gente que había concurrido y por el clima jovial y respetuoso. Me contó de los puntos más destacados que requieren las leyes que reclaman aprobar (identidad de género, matrimonio y diversidad de sexo, entre otros). También me dijo que hay legisladores que se muestran ocupados y a favor de sus propuestas, pero aún el número es insuficiente. La mayoría prefiere tratar temas más importantes. “¡qué putos!”, pensé.

dscn0933

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: