h1

El candidato peronista, Héctor Cámpora, se impuso en las urnas

marzo 29, 2009

El 11 de marzo de 1973 la fórmula del Frejuli (Frente Justicialista de Liberación Nacional), Héctor Cámpora – Vicente Solano Lima, se impuso en las elecciones presidenciales, luego de obtener cerca del 50 por ciento de los votos. De esta manera, la Argentina volvió a ser representada por un Gobierno democrático, elegido mediante el voto de sus ciudadanos.

Héctor Cámpora resultó vencedor gracias al apoyo de casi 6 millones de electores, que representaba el 49,59 por ciento del total. Detrás se ubicaron la UCR (Unión Cívica Radical), cuyo candidato fue Ricardo Balbín, que logró el 21,29 por ciento, y la APR (Alianza Popular Revolucionaria, de Oscar Alende, que se convirtió en la tercera fuerza.


allende-campora2

Tras diecisiete años, proscripto de participación política, el Partido Justicialista volvió a ser parte de un proceso electoral. Sin embargo, Juan Domingo Perón, líder y fundador del movimiento, no pudo postularse debido a una cláusula que le prohibió presentarse por no haber residido en el país, a causa de su exilio, en el período previo a los comicios.

Perón debió abandonar el país, luego del golpe militar de la Revolución Libertadora, que derrocó a su segundo gobierno, en el año 1955. La dictadura que entonces tomó el poder, encabezada por el general Lonardi, dispuso la proscripción del movimiento peronista, al privarlo de participar de la vida política, entre los años 1955 y 1973.

En los años transcurridos con el perionismo ausente de la política nacional, gobierno militares y democráticos, aunque débiles, se turnaron en el poder. Un elevado porcentaje de votos en blanco, en ocasión de los llamados electorales, como respuesta a la proscripción peronista, otorgó fragilidad a las autoridades vencedoras y dificultadas para el ejercicio del poder.

Arturo Frondizi, por la Unión Cívica Radical Intransigente, se convirtió en presidente de la Nación, respaldado por el 44,79 por ciento de los votos en los comicios de 1958. Durante su presidencia, Frondizi anuló la prohibición del Partido Justicialista, que le permitió al peronismo imponerse en las elecciones de 1962. Sin embargo, un nuevo golpe de estado vuelve a interrumpir el proceso democrático.

En julio de 1963, Arturo Illia es elegido presidente con un escaso caudal de votos. Un 25,14 por ciento se pronuncia a favor del candidato radical, mientras que un 18,82 por ciento, lo hizo a través del voto en blanco. Otra vez, la posibilidad de participación otorgada al peronismo movilizó a las Fuerzas Armadas a tomar el poder en nombre del general Juan Carlos Onganía.

Entre los años 1966 y 1973, período conocido como la Revolución Argentina, diversos conflictos internos entre los sectores militares produjeron la sucesión de los titulares del gobierno de facto. Onganía fue reemplazado, en 1970, por Marcelo Levingston, y éste, por Alejandro Lanusse, un año más tarde.

El crecimiento de los movimientos sociales y populares que reclamaban por participar de la política, consiguió que la dictadura accediera a un llamado a elecciones, incluido el Partido Justicialista, pero sin Perón. Fue el candidato designado por el propio Perón desde el exilio, Héctor Cámpora, quien logró imponerse con casi la mitad del electorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: